El origen de la Metodología de Sistemas Suaves (SSM) – 2


(Viene de El origen de la Metodología de Sistemas Suaves (SSM) -1.)

En el primer recuento sobre el desarrollo de la metodología, Checkland describió tres experiencias que le llevaron a dejar de lado la ingeniería de sistemas y permitieron el surgimiento de la SSM. En los tres casos había problemas existentes en las organizaciones bajo estudio, pero los responsables no podían expresarlos en términos precisos. Cada una las situaciones eran expresadas en términos ambiguos y no estructurados.

En uno de los proyectos bajo estudio, había hasta doce posibles enunciados que podían asumir el rol de definición del problema. A partir de esas tres experiencias, Checkland estuvo en posición de definir una metodología que podía ser diferente de los enfoques (duros) de la ingeniería.

Checkland llegó a varias conclusiones:

1) La fase de análisis de este tipo de problemas (suaves), no debía basarse en términos de sistemas. Ante la ausencia de objetivos y metas definidos (en las que los participantes coincidieran) y de una jerarquía de sistemas claramente definida, el uso temprano de concepto de sistemas para obtener soluciones, podría llevar a una distorsión de la situación problema y hacia un salto a conclusiones prematuras. Por lo tanto, el análisis en los sistemas suaves, debería consistir en la construcción un cuadro que describa la situación problema, en lugar de tratar de expresar dicha situación en modelos de sistemas.

2) Dado que – en este tipo de problemas – no es obvio si un sistema debe ser construido (o qué sistema debe ser construido), es mas apropiado definir un rango de sistemas relevantes para mejorar la situación problema. Cada uno de los sistemas relevantes pueden expresar una Weltanschauung (punto de vista) de los participantes en la situación problema. Para los sistemas relevantes se elaboran definiciones raíces, las cuales posteriormente son desarrolladas como modelos conceptuales. El uso de la SSM permite la construcción de varios modelos que luego son comparados con el mundo real.

Los modelos conceptuales representan “sistemas de actividad humana”. Anteriormente, los enfoques de sistemas habían definido sistemas físicos, sistemas diseñados, sistemas sociales, pero no se había considerado sistemas de actividad humana. Este fue uno de los aportes mas importantes en el desarrollo de la SSM.

Un sistema de actividad humana es un modelo de un sistema nocional (conceptual o teórico, no existente en el mundo real) que contiene las actividades que las personas necesitan realizar para lograr un determinado propósito o finalidad.

Mientras que los modelos generados por los enfoques duros son modelos del mundo real, maquetas o planos de diseño; los modelos de sistemas de actividad humana son dispositivos (epistemológicos) para realizar un debate sobre el cambio y para una mejora de una situación problema. En los modelos de sistemas de actividad humana, se establecen explícitamente qué actividades son necesarias para lograr un propósito definido, desde un punto de vista particular. Sobre la base de esos modelos, los participantes en la situación problema pueden encontrar (y aprender) qué cambios son sistémicamente deseables y culturalmente factibles.

Continuará

Para ver Artículos relacionados Haz click en —>

Share


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: